La conexión entre cáncer y emociones. Tanto la ansiedad como la tristeza continua, son capaces de modificar la función del sistema inmunitario, hecho que puede perfectamente influir en el desarrollo o el crecimiento de una enfermedad tumoral

Las emociones atrapadas son emociones negativas que se han enquistado, es decir, que se han quedado atrapadas en una parte concreta del cuerpo y no se han liberado, formando así un bloqueo que impide que fluya la energía correctamente.

Las emociones atrapadas, a la larga, causan dolores, problemas de conducta, enfermedades mentales y orgánicas, así como autodestrucción, depresión, entre otras condiciones.
Algunas Emociones que podemos mantener atrapadas son: Frustración, Odio, Agresividad extrema. Memoria, Celos, Pereza, Miedo, Depresión, Conducta agresiva, Crueldad, Autismo, Envidia, Resentimiento, Ansiedad, Neurosis, Trastornos psicóticos, Concentración, Insomnio, Altivez, Materialismo, Problemas mentales, Valor, Negatividad, Mitomanía, Ira explosiva, Asfixia, Amnesia, Depresión Deseo de Suicidio, Alucinaciones, Hiperactividad, Psicosis, Gula, Abandono, Venganza, Egoísmo, Pesimismo, Focos de Hammer, Deseo obsesivo, Malos hábitos, Carácter, Esquizofrenia, Claustrofobia, Malignidad, Apego, Anclaje, Hijo de sexo no deseado, Apatía, Angustia, Anorexia, Autoestima, Histeria, Estrés, Lujuria, Dislexia, Felicidad, Tristeza, Culpa, Confusión mental, Soberbia, Dolores post-tratamiento, Logorrea, Locuacidad extrema, Crisis de pánico, Impaciencia, Orgullo, Intolerencia, etc.  




Cada ser tiene un campo magnético (energía) y cuando ésta no fluye correctamente, es cuando aparecen las enfermedades. Las emociones son una de las causas principales para que nuestro campo magnético no fluya correctamente. Por ejemplo: Cuando hemos tenido experiencias muy dolorosas en nuestra vida, que nos han causado sufrimiento, estas emociones no se liberan y quedan atrapadas en nuestro cuerpo.

Para liberarlas, se utiliza un par de imanes






¿Cómo se hace?



Del mismo modo, en el que se basa la acupuntura, equilibrando el campo magnético (la energía) de nuestro organismo, a través de la colocación de agujas en los meridianos; muy parecida es la práctica con imanes.

Los meridianos pueden pensarse como pequeños ríos de energía que fluyen justo debajo de la piel. Siguen huellas muy precisas sobre la superficie del cuerpo que no varían de persona a persona.

Una emoción atrapada es energía. Para deshacernos de una emoción atrapada, necesitamos vencerla con otra forma de energía. Para liberar una emoción atrapada, le preguntamos al subconciente del consultante a través de kinesiología si tiene emociones atrapadas, y luego se determina cuántas tiene en total. 







¿A dónde va la emoción atrapada?



Un ejemplo son las tarjetas de crédito. La banda magnética en la parte de atrás de la tarjeta de crédito está codificada con información específica. Cuando pones un imán sobre ella, puedes borrar la información codificada destruyendo la utilidad de la tarjeta de crédito porque el campo magnético del imán logra alterar la banda magnética de la misma.

Liberar una emoción atrapada se parece a que esa energía emocional codificada sea borrada de manera rápida, fácil y permanente cuando pasas un imán por el lugar donde se codifican las emociones.

Por lo general, los imanes se consideran bastante seguros, pero existen algunas ocasiones en las que no deberían usarse. Éstas incluyen el embarazo, uso de implantes metálicos y marcapasos.

Eres un ser hecho de energía pura!. Las emociones atrapadas también son energía, pero negativa; pueden afectarte física, emocional y mentalmente. Cuanto antes te deshagas de ellas, mejor vas a estar!







Si deseas más información, puedes comunicarte al 453-100-65-46 o escribir a info@biomagnetismomedicoenapatzingan.com.mx  www.facebook.com/biomagnetismo.y.bioenergetica.medica/